Cuidados específicos

Tené en cuenta los siguientes cuidados para cada material

Cueros

El cuero de tapicería tiene muchas ventajas sobre una amplia variedad de alternativas de tapicería. Por ejemplo, su durabilidad frente a la tela es de 4:1.
Las manchas que presenta el cuero se deben al hecho de que los animales entran en contacto con árboles, arbustos y alambres de púa que les pueden dejar rasguños y cicatrices en el cuero. Estas marcas son naturales, garantizan que se trata de un cuero genuino de calidad y de ninguna manera afectan la resistencia o durabilidad.
En la mayoría de los casos sólo los cueros con acabado completo se pueden limpiar. Usted se dará cuenta pasando una uña por la superficie. Los cueros con acabado completo no quedan marcados.

Suciedad normal
El limpiar ocasionalmente con un paño limpio y levemente húmedo evitará que los aceites y el polvo se acumulen. No limpie una única área de la piel; limpie toda la superficie. Lave con una franela humedecida y seque con una franela suave.

Manchas y derrames
Quitar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente. No frote. En caso de necesidad, utilice agua tibia y limpie suavemente la superficie. Séquela con una toalla limpia y déjela ventilar.

Puntos y manchas obstinadas
Prepare una solución suave de jabón neutro (no utilice detergente) y agua tibia en una proporción de 1:10. Aplique la solución a una esponja limpia y húmeda. Luego, limpie el área, punto o mancha y deje ventilar naturalmente. Intente siempre el método de limpieza en un área encubierta para estar seguro del color limpio a lograr.

Manteca, aceite o grasa
Limpiar suavemente la superficie con un paño limpio y seco. Dejar que los remanentes del aceite se disipen en el cuero. No aplique agua ni otros líquidos.

NUNCA UTILICE
Jabón de silla de montar, limpiadores abrasivos o no, jabón, pulimento de los muebles o aceites, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoníaco. No utilice ningún producto que contenga silicio o los solventes de esa clase. Estos materiales pueden dañar el cuero.

Cuero ecológico

Para limpiar, siempre utilice jabón neutro y frote suavemente la superficie con la espuma. Evite empapar el mueble ya que pueden quedar manchas.

Manchas y derrames
Quitar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente. No frote. En caso de necesidad, utilice agua tibia y limpie suavemente la superficie. Séquela con una toalla limpia y déjela ventilar.

Puntos y manchas obstinadas
Prepare una solución suave de jabón neutro (no utilice detergente) y agua tibia en una proporción de 1:10. Aplique la solución a una esponja limpia y húmeda. Luego, limpie el área, punto o mancha y deje ventilar naturalmente. Intente siempre el método de limpieza en un área encubierta para estar seguro del color limpio a lograr.

NUNCA UTILICE
Productos lustra-muebles ya que resecan el material haciendo que se resquebraje en poco tiempo.

Telas

Las telas de tapicería (algodón, jacquard, chenille, gobelino, pana, entre otras) requieren lavado en seco. Este lavado se obtiene con productos específicos que se encuentran en el mercado para este fin. Es importante antes de llevar a cabo el lavado de estas telas hacer una prueba en algún área no visible para asegurarse de que no se destiña o se deteriore. Siempre es preferible que el lavado sea realizado por personas expertas. En todos los casos recomendamos productos impermeabilizantes y antimanchas en aerosol que generalmente se consiguen en casas de decoración.

Estampado
En caso de manchas en una tela estampada o teñida, se deberá limpiar con trapo seco blanco y no expandir sino sólo poner el trapo sobre la mancha y esperar que éste la absorba. Si se utiliza un trapo mojado, el colorante puede traspasar la tela. Es recomendable limpiar por partes la mancha de acuerdo a las áreas del mismo color; por ejemplo, limpiar el área azul sin pasar a la amarilla para evitar el teñido.

Manchas y derrames
Quitar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente. No frote. En caso de necesidad, utilice agua tibia y limpie suavemente la superficie. Séquela con una toalla limpia y déjela ventilar.

Puntos y manchas obstinadas
Prepare una solución suave de jabón neutro (no utilice detergente) y agua tibia en una proporción de 1:10. Aplique la solución a una esponja limpia y húmeda. Luego, limpie el área, punto o mancha y deje ventilar naturalmente. Intente siempre el método de limpieza en un área encubierta para estar seguro del color limpio a lograr.

Madera

La madera es un material natural que puede seguir trabajando aún siendo de primera calidad y haber sido secado y tratado adecuadamente. Por ello en el mueble pueden aparecer aberturas o grietas provocadas generalmente por un cambio de humedad o estacionalidad. Asimismo los nudos y grietas de ciertos tipos de maderas, si bien pueden trabajar y reaccionar de forma inesperada, forman parte del encanto natural de este noble material.

INSTRUCTIVO DE APLICACIÓN DE CERAS en maderas naturales (ni pintadas ni laqueadas)

1. Retirar todo el polvo de la superficie.
2. Aplicar la cera con una esponja o franela seca siguiendo siempre el sentido de la veta de la madera.
3. Esperar 24 horas para que la cera seque adecuadamente.
4. Dar brillo lustrando la superficie con un cepillo o fibra suave siguiendo de nuevo el sentido de la veta de la madera.
Con esto se logra retirar el excedente de la cera y se elimina más rápido el olor característico. Tras cada aplicación el mueble se embellece más y adquiere una apariencia más rústica.

NUNCA UTILICE
Limpiadores abrasivos ni detergentes. Tampoco es recomendable el uso de productos que contengan siliconas, ni productos presentados en el mercado como "lustra muebles".

< Volver